[Gran BakaHermano] Luces, cámara… ¡maquillaje!

CAPÍTULO 1:  La violada A-san encendió la tele como cada noche antes de irse a dormir. Últimamente su vida era triste y gris. Salía de fiesta cada noche, pero no encontraba a ningún johnny que la violase…  eso estaba acabando con su autoestima. Barajaba la posibilidad de acortar aún más su minifalda, pero puede que entonces fuese demasiado evidente la ausencia de bragas. O puede que se resfriase su tesorito… Nada de eso importaba porque la vida ya no tenía sentido sin johnnys que la mordiesen, y al percatarse de lo vacío y absurdo de su existencia, decidió tomar medidas drásticas. Cuando la muchacha estaba a punto de suicidarse tomando la mayonesa caducada que tenía en la nevera, un anuncío la detuvo.

“14 johnnys… un baño para todos… El reto de la convivencia… Encerrados en una casa sin ventilación… sin contacto con el mundo exterior… sin su familia… sin sus fans… sin su dósis… Quizás sin ropa… quizás no.

Gran BakaHermano: estreno ésta noche”

Una ráfaga de emoción recorrió el cuerpo de la violada A-san. El bote de mayonesa resvaló de sus dedos temblorosos y se hizo añicos contra el suelo. El estruendo de cristales rotos rompió la calma de aquella noche, e hizo recordar a la joven que todavía quedaban muchos johnnys a los que exprimir como un limón (en todos los sentidos en que se puede exprimir a un hombre) No podía morir aún: tenía un fabuloso plan que debía llevar a cabo.

Los potentes focos iluminaban y daban calor al plató desde hacía ya algunas horas. Durante las cuales, nuestros adorados concursantes disfrutaban de su obligada sesión de maquillaje. Todos se mostraban encantados ante tal embellecimiento, excepto uno. Sigue leyendo

Anuncios

[Gran BakaHermano] Cuando la JE requiere tus servicios II

PRÓLOGO III: El resplandor de los neones vestía de color aquella noche de invierno. Multitud de voces y risas se entremezclaban con la música de los bares de ambiente. Aquella noche era especialmente concurrida, la euforia se respiraba en el aire, y muchos de aquellos jóvenes se agolpaban a las puertas de un famoso local. Todos hacían cola para pedir en la barra un bloodiemary. No era casualidad, ya que aquella bebida era típica los jueves por la noche. Se había corrido la voz poco a poco entre la juventud de que en aquel local, cada jueves, actuaba “BlodieMary”, la que (según los expertos) era la mejor Drak Queen que había pisado suelo nipón.

Instantes después, los asistentes tomaron asiento; otros tuvieron que permanecer en pie sosteniendo la bebida en la mano. Todos tenían la misma expresión expectante. Pronto las luces se apagaron y un foco iluminó el escenario. BlodieMary comenzó a cantar con tal femeninidad en cada gesto que dejaba a los asistentes atónitos. Su ceñido vestido rojo brillaba, sus largas uñas, sus tacones imposibles… y el carmesí de sus labios hipnotizaba a los presentes.

Al concluir la actuación la sala al completo se puso en pie eufórica, con aplausos y vitoreos. La artista, se despidió lanzando una rosa roja al público. El show había terminado, la semana que viene volvería a resplandecer. BlodieMary descansaba en su camerino, cuando escuchó cómo llamaban a la puerta. Esperaba que fuese un fan, pero se topó con dos viejos amigos que tenían algo que decirle.

En la otra punta de Tokyo, un joven no había despegado los ojos de su libro en varias horas. Su concentración fue rota cuando alguien llamó a la puerta.

– ¡Jun! -exclamó alegremente, mientras se quitaba las gafas de cerca. Sigue leyendo

[Gran BakaHermano] Cuando la JE requiere tus servicios.

PRÓLOGO II: Eran las 6 de la mañana. El sol acariciaba el horizonte y teñía el cielo de anarajados y malvas. Mientras más de la mitad de la población japonesa todavía dormitaba, una dulce y afeminada voz se fundía en el ambiente junto al aroma de un bizcocho recién hecho. En aquel momento, unos pasos irrumpieron en la habitación.

– ¿No puedes cantar más bajo, Tego?

– Pero Massu, estoy horneándote el desayuno… he hecho un bizcocho redoooondo como tu cara.

– ¿Y qué tiene que ver eso con…?

– Porque mi voz angelical hará que el bizcocho sea más sabroso, ¿es que te lo tengo que decir todo?

Massu suspiró. Una de las aficiones de Tegoshi, a parte de hablar con las flores del jardín, era hornear pasteles a todas horas.

– Come -sonrió Tegoshi mientras servía casi kilo y medio de bizcoco sobre el plato de Massu-. Hoy te has despertado realmente pronto… ¿es por las gominolas que cenamos anoche?

– No, no sé… es que he tenido una pesadilla… algo muy raro… como un presentimiento de que algo malo… -Tegoshi se puso a hacer pucheros- No, no llores Tegoshi, si sólo ha sido un sueño…

– Es que no te comes el bizcooochoooo…

– Ya voy, ya voy -en aquel instante sonó el teléfono, y sin saber porqué, el corazón de los dos jóvenes dio un vuelco- ¿Quien será tan temprano? Sigue leyendo

[Gran BakaHermano] Crisis en el mundo johnny

PRÓLOGO: Amaneció en Japón otro nuevo día. Las calles abarrotadas de gente apresurada, de ejecutivos, de jovencitas que purulaban sobre tacones imposibles, de comerciantes que invitaban a voz en grito a entrar a sus negocios. La suave y deliciosa fragancia de manjares nipones flotaba en el ambiente. Sin embargo, sobre todas aquellas personas, sobrevolaba una duda, un temor que se apoderaba de todos y cada uno.

La crisis económica se había convertido en el tema principal de todas las conversaciones de la gente humilde. Ya no se trataba sólo de un problema para las altas esferas, sino que estaba comenzando a afectar al ciudadano medio. La sombra de la escasez, del desempleo y de la miseria había regresado recordándonos que la era del consumismo desenfrenado había tocado su fin.

En la capital del imperio de sol naciente, sosteniéndose sobre su bastón, un anciano de voz firme y autoritaria clamaba al cielo una solución.

– Tranquilícese, Kitagawa-san -suplicaba el jóven que lo acompañaba-, no está todo perdio. Las jovencitas nos adoran.

– ¿Las jovencitas os adoran? -replicó excéptico el anciano-. ¡Mira los gráficos de ventas de discos! ¡Nadie acude a los conciertos! ¡No vendemos merchandising! ¡¡Vamos a arruinarnos, Takizawa!!

Takizawa era una persona que nunca perdía la compostura. Es más él que se crecía frente a los problemas.

– Señor, como vicepresidente en secreto de la compañía -comenzó el jóven-, siempre he sacado de apuros a la JE cuando ha habido escándalos con prostitutas, con drogas, con hijos no deseados, con casos de zoofília o cuando Jin creyó ver un OVNI… Sigue leyendo